La evolución de un escritor adolescente: Ciclo del Legado

Me supongo (aunque puede que me equivoque) que muchos dirán que esta saga de fantasía heroica no entra dentro de sus favoritas o que prefieren leer a otros autores de este mismo genero, ya que hay ciertos aspectos en esta historia que no están muy bien trabajados; mientras muchos otros, me dirá que en realidad ni siquiera pasaron del primer libro ¡Que gran error! Se han perdido de una muy buena herramienta de estudio.

legado paolini.png

No lo digo porque crea que esta saga sea la mejor del genero o que porque crea que Paolini no cometió varios errores en parte de la creación y narración de la historia y de su mundo, sino porque es un material excelente para tener un ejemplo de como se puede crecer como escritor.

Algunos me dirán que todos los autores muestran en mayor o menor medida su maduración como escritores dentro de sus obras, pero con ningún otro autor lo he visto de manera tan palpable como lo fue con las cuatro novelas que completan esta saga. Entre libro y libro se pueden vislumbrar tremendas mejoras.

En el ciclo del Legado (o The Inheritance Cycle, en ingles que me gusta más) cuenta con cuatro libros: Eragon (que tuvo una película, que considero mala pero esto es solo mi opinión personal), Eldest, Brising y Legado.

En el primero se nota bien a las claras lo joven que era Paolini cuando lo escribió (tenía 16 años); sus personajes son algo planos, en los protagonistas las cualidades proliferaban como insectos en primavera y los antagonistas era “oscuros” y difusos a falta de una definición mejor. Sus escenarios era detallados y lleno de características, de las cuales el lector se enteraba de sopetón, pero aún así la trama resulta muy atrayente.

No puedo dejar de mencionar que siento que Paolini, pensó mucho en el mundo que creo incluso antes de escribir el primer libro.

El segundo libro (Eldest) tuvo una considerable mejora en el desarrollo del argumento y de los personajes, tanto los conocidos como los nuevos que se fueron agregando poco a poco, al parecer el autor se dio cuenta de sus más grandes fallos y trabajó todo lo que pudo para mejorarlos.

Brising, en cambio, pareció un considerable esfuerzo por parte de Paolini de reunir todas las tramas, que comenzó en los anteriores libros, en una sola y algo más compleja tratando de eliminar con situaciones plausibles todos los cabos sueltos. Cosa que no es para nada fácil. Tampoco estoy convencida de que lo haya logrado del todo.

En el último libro, El Legado, por fin se presenta al “Jefe final” (o “Big Boss” para los que son más bilingües) el cual se había mantenido hasta ese momento en las sombras, dando la sensación de un mal omnipresente que se mantuvo durante toda la narración, al cual terminan por eliminar de una forma un tanto abrupta para mi gusto. Aquí termina la historia.

A decir verdad, en mi opinión personal, este último libro resultó algo confuso y creo que en algún punto la inexperiencia de Paolini le jugo una mala pasada, ya que trato de dejar la historia más redondeada posible, pero termino por alargar la historia de un forma un tanto forzada.

No importando si esta saga te gusta o no, es un hecho que la historia y ambientación son buenos. También es cierto que en un principio se notaba que el autor se encontraba en la adolescencia (levante la mano quien leyó algo que escribió en esa época y termino diciendo “¿Cómo pude haber escrito algo como esto?”), pero para mi es un excelente ejemplo como un escritor puede evolucionar a base de escribir, tratar de mejorar y tener una atención especial en los detalles.

Ahora la pregunta que me gustaría que pensarán ¿Cual escritor creen que es un buen motivo de estudio para aquellos que empezamos en esto?

Nos leemos

Creación de personajes

Siguiendo con el tema de antiguas entradas, en las que ya hablé de las ideas y de la posibilidad que tenemos de inspirarnos en lo que sea. Hoy quisiera tocar el tema de la creación de personajes.
Nueva Ficha de personaje Blog Escrita.jpg

Imagen sacado del blog “Punto y seguido”, si quieren leer el articulo que es muy completo, pinche aquí

Haciendo el paralelismo con la cocina, si la idea es el ingrediente principal de una historia, sus personajes son el condimento que la hace más sabrosa (ojo: que esto es importante sobre todo para las historias largas). El crear personajes creíbles, coherentes y tridimensionales es una de las tareas más importantes al comenzar al elaborar una historia. Pregúntense ¿Como podrían hacer una historia seria de terror o de suspenso si en ella tenemos demasiados personajes caricaturescos? El definir el nivel de complejidad y de temática de la historia, depende en gran medida de que tan bien elaborados estén los personajes .
Cada personaje debe tener una identidad propia, debemos tener claro desde su aspecto físico hasta como reaccionaría a ciertos acontecimientos. Por otro lado, nos encontramos con la problemática de que si son muchos personajes interactuando en una misma escena, el tener empatía con cada uno de ellos se hace complicado, si no se conoce a fondo las motivaciones de cada uno de ellos.
Es por eso, que en todas las recomendaciones que he leído te hablan de crear fichas de personajes, lo que sirve de ayuda memoria para cuando estas desarrollando las distintas tramas en historias largas. En las historias cortas no es tan imprescindible, ya que no suele interactuar demasiados personajes y es más fácil conectarlos con el evento del que escribes, aunque si lo haces también puede ayudarte ha hacerlo más creíble.
Las características que debe tener una ficha de personajes completa son los datos básicos (nombre, edad, etc..), Característica físicas (altura, color de ojos, color de cabello, etc..), Tipo de Temperamento (Si es Egoísta/Generoso, Optimista/Pesimista, Dominante/Dócil, etc..), Carácter (Mayor fortaleza, Punto débil, sus prioridades, etc..), Historia familiar (padre, madre, hermanos) y Trasfondo (Mayor logro, algún secreto, posesión más preciada). Y hacer esto para cada uno de los personajes que van apareciendo en la historia —para los personajes incidentales no es tan necesario, pero se recomienda por lo menos los datos básicos y la apariencia— , sin importar si esta información aparece o no en la historia más tarde.
NOTA: Como comentario aparte,estoy usando el app llamado “Character Story Planner”. Es bastante completo, si tienen tiempo —y un aparato tecnológico con capacidad—, denle una oportunidad, es bastante útil para empezar.
Es obvio que antes de empezar una historia, probablemente solo tendrás al o los personajes principales, pero a medida que te adentras en la trama, deberás generar más y más personajes para crear subtramas y que la historia no parezca plana. Por lo tanto, vas a tener tantas fichas como personajes haya en tu historia.
O sea, en resumen, no es solo tener la idea y ponerse a escribir (que en realidad si puedes hacerlo, pero no te aseguro un buen resultado), si no que tienes que buscar que tipo de “sabor” quieres para tu historia ideando personajes interesantes, con vida propia y que además no te dejen estancados en el momento critico de tu historia.

Pregunta del día: ¿Quien es su personaje favorito de todos los tiempos? ¿y porque?.
Mi personaje favorito en estos momentos es Gandalf. Porque: Es por lo diferente que puede ser dependiendo de con quien se este relacionando en el momento, es un ser con demasiadas capas (es como Shrek XP)

Nos leemos

Giros de Argumento: Novelas Visuales

Hace algunos días atrás, disfrutando mi momento de ocio en la comodidad de mi cuarto, comencé a jugar mi juego habitual para pasar el rato y, para obtener monedas —de las que estaba escasa— así que decidí ver algunos vídeos de propaganda que te premiaban con ese preciado bien. Allí me tope con Choice, que era una aplicación con novelas gráficas en donde tu decidías las rutas según tus elecciones, como es la norma en este tipo de juegos.

Unrequited Love Anime GirlsNovela visual: Unrequited Love Anime Girls

La verdad es que esta aplicación ya me la había topado varias veces antes, pero no le había prestado atención porque en realidad me daba pereza tener que jugar algo en inglés y hacer el esfuerzo de traducirlo aunque sea de forma mental, pero en ese momento de ocio total me pareció una buena idea. Así que le dí una oportunidad.

Bien, haciendo corta la historia, mientras jugaba me dí cuenta el enorme potencial que tenía ese tipo de juegos para mi yo escritor, juegos que por cierto, ya había jugado un par de veces antes.

Voy a ser una confesión… (que no creo que a nadie le pille de sorpresa)… estoy muy poco preparada para ser escritora. Tengo una lista muy corta de herramientas de narración que puedo utilizar y en las que confió, pero del resto de herramientas solo poseo una ligera noción. Así que —como han visto a lo largo de estas entradas—, me aferro a cualquier cosa de donde pueda extraer el más mínimo aprendizaje sobre argumentos, descripciones, creación de personajes, etc… etc…

Una de mis mayores falencias es el como lograr que un giro argumental no se sienta forzado y este tipo de juegos te dan excelentes ejemplos de como hacerlo, después de todo su objetivo es mantenerte “enganchado” la mayor cantidad de tiempo que puedan y si logras que gastes dinero en sus “materiales extra”, mejor que mejor.

Las novelas gráficas que me encontrado en el camino de mi vida han sido varios, en su mayoría tenían argumentos que se decantaban por la aventura, pero también probé algunos juegos románticos (que como soy una seguidoras de varias cosas de la cultura asiática, hubo un tiempo que estuve probando los llamados juegos “simuladores de citas”), pero ambos estilos sabían generar unos excelentes giros argumentales sin que te lo esperaras y que no te dejaban con la sensación de ¿que diablos paso aquí?, sino con la pregunta ¿Como no me di cuenta antes?

Eso es lo que me gustaría lograr en mis historias. Y es un hecho que debo practicar para llegar a ese ideal, para ello creo que tendré que volver a jugar parte de esas historias y ver con el ojo critico cual fue la secuencia que llevó a encontrarme con el inesperado desenlace. Es la norma que las pistas estén escondidas en lugares o datos a los que no les prestamos mucha atención en el principio.

Aqui les va las preguntas de rigor ¿Que historia tuvo el giro argumental que menos esperaron? ¿Y cual fue ese giro?

Nos leemos

El libro de las tierra vírgenes (o un pequeño vistazo a la selva india)

Para comenzar con algunas de mis impreciones sobre libros que he leido (y re… re… re… leído), iniciaré contándoles mi experiencias con este clásico.

El autor de este compendio de cuentos es el británico Rudyard Kipling, hombre que nació en la colonia India. Los cuentos fueron apareciendo poco a poco en el periódico donde Kipling trabaja y luego tras su éxito se reunieron todo en dos antologías de relatos, de los cuales ocho de estos cuentos eran centrado en Mowgli, el niño criado por lobos.

Supongo que muchos la conocen debido a cierta película, de cierto estudio famoso.

Baloo y Mogwli “Busca lo más vital, no más…” (Disney)

La selva de Seconne (en donde se ubica geográficamente la historia), es un compendio de personajes, ambientación y de una trama, que en un principio parece simple, pero al poco tiempo te das cuenta de que no lo es. Por esto es que son cuentos clásicos.

Esta selva, como bien supondrán, se encuentra en India —de hecho, ahora es parte del Parque Nacional de Kanha, por si alguien tiene la oportunidad de visitarla— y es aquí donde Madre Loba y Padre Lobo, salvan a la rana (Mowgli) de ser devorado por Shere Khan, el tigre de bengala.

Cuando lo leí por primera vez, no tendría más de diez años y disfrute con las distintas aventuras que se presentaban en los distintos cuentos, aunque me llamó la atención del hecho de que los elefantes fueran los dueños de la selva y no los leones, que era lo que me habían dicho de pequeña. Además de algunas descripciones de violencia física, que no aparecían en otros libros de cuentos que leía.

En ese momento no lo entendí, solo era una niña, pero cuando lo releí me dí cuenta el porque me había generado una gran impresión.

Primero, con este libro entendí que no podía dar nada por sentado. Lo que yo creí verdades universales, podrían no ser así. El tema de que los elefantes era los dueños de la selva, los dioses creadores y los protectores de las leyes para el resto de los animales, me resultaba extraño y hasta poco coherente ¿No son los leones, las bestias más salvajes e imponentes entre los animales?. Pues va ser que no, solo hay que ver la envergadura de los elefantes para entender quien resulta más impresionante.

Segundo, me dí cuenta lo cruel que podemos ser cuando nos dejamos llevar por el miedo a lo desconocido. Mowgli en algún momento volvió con los humanos y estos le trataron como brujo, debido a su conexión con los animales. El chico termino por irse del asentamiento, pero los pobladores desviaron su temor hacia las buenas personas quienes lo habían acogido, maltratándolos y encerrándolos solo porque habían compartido el techo y la comida. En su ignorancia, prefirieron condenar antes que entender.

Esto me hizo pensar que los libros pueden ser aleccionadores sin querer serlo y que los lectores podemos sacar conclusiones muy diferentes a las que el escritor quiso impregnar su historia. Pero eso no tiene nada de malo.

Un buen clásico es aquel que, a pesar de que pase mucho tiempo, su contenido sigue siendo igual de relevante que en un principio, porque muestra o extrae una parte del comportamiento humano que no siempre queremos ver.

Ahora me gustaría un poco de retroalimentación ¿Cual fue el clásico que les marcó? No es necesario que fuera un libro.

Nos leemos

Ideas

Hasta ahora he estado hablando sobre las paginas que me inspiran y de algunas cosas acerca de como comencé en esto de convertirme en escritor profesional. Pero rescatando viejas entradas en antiguos blogs que quedaron abandonados, puede encontrar algunos temas que me parecen adecuados de hablar en esta plataforma. La primera de este estilo es sobre las ideas…
Para comenzar a escribir una historia de cualquier tipo, siempre se comienza con algo muy sencillo: una idea.
ideas
Las ideas son una especie de animal que se  puede encontrar en muchas partes distintas: de un libro o de una película en donde el tema principal era muy atrayente pero tú piensas que puede extenderse más, de una conversación que tuviste o escuchaste en la calle mientras caminabas y piensas que algo se puede esconder detrás de las personas que hablan o del tema al que se están refiriendo, de un sueño que tuviste la noche pasada y te pareció intrigante o de canción que escuchaste por la radio y que evocó algunas imágenes que te llamaron la atención e incluso del vídeo clip de la misma canción.
Puedo seguir enumerando de las múltiples fuentes de donde puedes encontrar estas traviesas ideas, pero no terminaría nunca por que estas son inagotables y jamás sabes cuando llegaran. Se que en algunos momentos pudieran parecerte que haces copias de otras tantas cosas que se han escrito ya, pero es el toque personal que le impregnes a la historia de la que te has enamorado (puede ser por tu forma de narrar, por tus personajes o por las subtramas que agregues) es lo que hará que esa obra sea solo tuya y no una tesis de muchos otros autores.
Pero hay varios contratiempo con esto de las Ideas.
Como dije antes uno nunca sabe cuando llegaran las ideas y ese es una de las peores dificultades del que escribe. Porque es normal que aparezca cuando vas camino a alguna parte o cuando arreglas el universo en una noche de insomnio —allí es fácil buscar algo donde anotar y que la escurridiza no se aleje—, pero llega el momento en que tu cerebro esta tan acostumbrado a lanzar ideas a diestra y siniestra que terminan llegando en los momentos más incómodos. Recuerdo que muchas veces me ha llegado una idea justo cuando estoy duchándome, imaginen lo complicado que es tratar de mantener una idea por quince minutos para alguien que es tan dispersa como yo.
Otro tema que es complicado, es saber elegir la idea correcta: hasta el momento yo siempre tomo una idea, la desarrollo y trato de llegar hasta el final con ella, pero no siempre es la mejor opción si la idea no termina por enamorarte. Algún gran personaje (no me pregunten quien, que ha estas alturas ya ni me acuerdo) dijo que escribía libros que él quería leer; y es a esto a los que les invito, escriban sobre lo que les gustaría leer: una historia de amor, alguna de misterio e incluso de terror, todo vale. Además esta el tema de descubrir con que genero estas más cómodo, así que si no pruebas con diferentes cosas ¿Como sabes lo que realmente te gusta escribir?. Así que no le tengas miedo a las letras, no te encasilles y… escribe, escribe, escribe hasta que se te cansen los de dedos o te aparezca el típico “Callo del escritor”. ¡NO TE DEJES VENCER POR EL DESANIMO!
depresión
Bueno, en realidad puedes desanimarte, pero solo por un rato… nada más.
Así que mi principal recomendación es que siempre lleven algo con que escribir a cuestas, si eres analógico como yo, un lápiz y un papel en tu bolso y si eres mucho más tecnológico, tu celular o tu tablet, para anotar las ideas que te vayan inspirando, quien sabe si una de ellas sea tan buena que termine impresa y comercializada.
Ahora la pregunta del día: ¿Cual a sido el peor momento en el que le ha llegado una muy buena idea?
Nos leemos

Mis amigos… Los blogs

Creo que ha sido un poco más de un año en la que he estado flotando en la blogosfera, leyendo todo tipo de artículos sobre las experiencias de otras personas que han avanzado unos pasos más que yo en el camino de llegar a ser un autor publicado, que es lo que me ha mantenido inspirada y con el ánimo en alto.

Como he mencionado en otras ocasiones, yo trato de sacar provecho de todo lo que leo, veo y escucho, soy como una especie de mercenaria del oficio escritoril. Pero también soy agradecida… Es por ello que esta entrada esta dedicada a los blogs que hasta la fecha me han ayudado mucho, en aspectos en los que no hubiese podido avanzar si no fuera por sus artículos. Así que están invitados a darse una vuelta por ellos y ver si a ustedes también les gusta.

Nota: No están por orden, yo solo las puse aleatoriamente, puesto que todos estas me han ayudado en diferentes ámbitos y nunca podría elegir cual de ellos ha sido más importante.

1. Sinjania

sinjania

Esta página, como ellos mismo se promocionan, es de “(Re)cursos para escritores”, eso quiere decir que producen artículos sobre todo lo que puede competer a un escritor, desde el proceso de escritura en si hasta como promocionarse en redes sociales o las opciones que un escritor tiene para publicarse en esta era digital. También tiene algún material extra de forma gratuita que la puedes descargar si te anotas a su lista de correo. Pero además tienen cursos, que esos son de pago (ya que nadie vive del aire), que van desde lo general hasta cursos por temática, de las que cada cierto tiempo dan algunas promociones.
A mi me han ayudado mucho sus artículos y sus libros gratuitos, de los cursos no puedo decir mucho, ya que no he tenido la oportunidad de probarlos, por diversos motivos.

2. Literup

Literup

De este sitio, siempre he leído artículos que me llaman la atención cuando entro en twitter, que es la red social que más reviso. Toman una variada gama de temas, entre ellos los del tema narrativo, descriptivos y de creación de personajes son los que he leído con mayor interés, pues todavía se me escapan cosas importantes. Además de eso, una vez al año tienen retos de escritura (en el que estoy participando: #52RetosLiterup), lo que ayuda a soltar la mano y las imaginación al crear algo nuevo, actividades muy recomendable para aquellos que cada cierto tiempo tienen el temido bloqueo del escritor.

3. Gabriella Literaria

70 trucos Gabriella Literaria

Este es uno de los blogs que más me ha hecho reír (ya que Gabriella, tiene un sentido del humor muy parecido al mio), pero eso no significa que trate temas livianos. De manera amena y divertida trata de hablar de situaciones que afectan no solo a los escritores — como por ejemplo: el como vencer a la procrastinación en cualquier trabajo a largo plazo—, además de tocar situaciones especificas tales como la mejor manera de crear tu marca personal como escritor. El plus de esta pagina, es que la mayoría de las reflexiones de esta escritora proviene de libros en ingles que no están disponibles al español, por lo que su contenido resulta novedoso y fresco para aquellos que ya llevan un tiempo dando vueltas por la blogosfera.

Esto son los tres blogs que les recomiendo por ahora, dada mi propia experiencia. Hay más… muchos más a las que estoy agradecida y estos siguen aumentando a medida que sigo buscando en el Internet cosas nuevas con las que inspirarme, así que cada cierto tiempo iré agregando algunas nuevas paginas de interés.

Ahora dejenme saber en sus comentarios: ¿Conocían alguno de estos blogs?

Nos leemos

Prologo de una escritora novata

sol

En un principio (cuando el sol era una masa de fuego incandescente… espera, espera… creo que fui muy atrás), comencé a “enredarme” con las letras cuando tenía alrededor de nueve o diez años, los primeros cuentos (de una simpleza liberadora) avivaron aún más mi imaginación incontrolable, que hicieron que comenzara a escribir como una forma de exteriorizar esas imágenes ilusorias de mi mente; la escritura era un mero hobby para mi.

Fueron alrededor de veinte años en donde produje muchas historias (fanfic e historias originales) en momentos de alto nivel creativo-productivo, pero esos momentos eran tan esporádicos como las lluvias de estrellas, comunes pero no tanto. O sea mi rutina era inexistente, pero como era solo pasar el rato con algo que me gustaba hacer no había problema.

Pero resulta, que hace un par de años atrás sucedió un evento que me hizo preguntarme si no era mejor para mi (en el sentido de MI salud mental y física) el convertir la escritura en mi oficio y ojala fuera posible vivir de ello.

Puse en mi balanza los pro y los contras, pero no me ayudo mucho a encontrar una respuesta que me dejara por completo satisfecha. Consulte a personas cercanas que eran más sabias que yo y me dijeron “Por lo menos inténtalo”. Esas palabras fueron como la bandera o el disparo cuando comienza una carrera, así que me… arriesgue.

NOTA: Igual no es tanto riesgo, soy alguien con una profesión y será eso lo que pague las cuentas, al fin y al cabo. Por lo menos en un principio.

Comenzaría a escribir en serio. Y eso implicaba en cambiar el switch en mi mente… esto ya no era un hobby, era un trabajo.

Aun así me quedaban temas por decidir, me tome un año para probar varios tipos de historias, buscando aquella con la que me sintiera más cómoda.

Con esta práctica quedaron descartados los temas de terror (soy pésima dando la sensación de opresión constante que necesita una historia como esa) y de parodia (mis historias tienen que tener humor, pero no puedo mantener el humor en historias muy largas)

Y, a base de ensayo y error, descubrí una idea que me entusiasmo y comencé a desarrollarla con mucha ilusión, pero…

Continuará…

Pregunta del Día: ¿Son escritores o piensan serlo? ¿Cómo fue o ha sido su prólogo como escritores?

Nos leemos