Frases

Este es el compilado de algunos trozos de libros o frases que me han hecho reír, pensar o que simplemente me parecieron bellos.

 

“—¿Podría decirnos cuál es la casa de Jeod?
—Si, podría
—¿Y nos lo diréis?
—Si —pero se quedo en silencio mientras escribía más deprisa que nunca— ¡Por supuesto que os lo diré! Lo único que tenéis que hacer es preguntarlo.”

Eragon, Christopher Paolini

“Ikki el puerco espín le contó a Mowgli que las batatas silvestres estaban secándose.
—¿A mi que me importa eso?
—Por ahora no mucho; pero lo que es más tarde, veremos ¿Sigues aún dando chapuzones en la laguna que hay en la roca, allá en la Peña de las Abejas, Hermanito?
—No. La agua es tan tonta que se va marchando y no tengo ganas de romperme la cabeza
—Pues todo eso te pierdes. Si te la rompieses un poco, quizá por la abertura te entre algo de juicio”

El libro de las tierras vírgenes, Rudyard Kipling

“—¡…dejes de mirarme, demonios! ¡Así! ¡No te duermas otra vez! ¡Si lo haces, no volverás a despertarte!
—Ya puedes soltarme, Jörmundur. Ya estoy bien
—Ya. Y mi tío Undset era un elfo
—¿No lo era?”

“—Ángela, la herbolaria, solicita audiencia con vos, Señora Acosadora de la Noche
—Concedido
Ángela depositó sus bultos en el suelo, se encogió de hombros y dijo:
—Desde luego…, entre tú y Eragon, me paso la mayor parte del tiempo con los vardenos, curando a gente que no tiene el sentido común necesario para darse cuenta de que no es bueno rebanarse el cuerpo en trocitos —protestó, al tiempo que se acercaba a Nasuada y empezaba a desenrollar las vendas que envolvían su antebrazo. Chasqueó la lengua en señal de desaprobación—. En casos normales, aquí el sanador le pregunta al paciente cómo está, y el paciente miente entre dientes y dice: “oh, no demasiado mal” y el sanador responde: “Bueno, bueno, pues ánimo; te recuperaras enseguida”. Pero creo que es evidente que no vas a poder ponerte a dirigir campañas contra el imperio mañana mismo. Ni mucho menos.”

“Bueno —se dijo—. Es difícil saber la día y la hora en que uno va morir. Podrían matarme en cualquier momento, y no hay nada que pueda hacer al respecto. Lo que tenga que ocurrir ocurrirá, y no voy a perder el tiempo que me queda sobre la Tierra preocupándome. La desgracia siempre llega a los que la esperan. El truco es encontrar la felicidad en los breves periodos entre desgracias.”

“Cada vez que matamos, matamos una parte de nosotros mismos”

“La diferencia entre tú y yo es que a ti te ocurren cosas, mientras que yo hago que ocurran cosas”

Brising, Christopher Paolini

“¿Pueden contarse las gotas de lluvia,
Cuando el sol esta en lo alto?
¿Se puede nadar en el río,
Cuando el lecho esta seco?
¿Se puede coger una nube?
No, no puedes. Tampoco yo
Y el viento grita “espera”
Cuando pasa una”

Saga Añoranzas y Pesares, Tad Williams

“… lo malo de los terrores inimaginables, es que son fácilmente imaginables”

La luz fantástica, Terry Pratchett

“… al fin y al cabo, este mundo sería una soberana estupidez si la gente se hiciera matar sin morirse”

Mort, Terry Pratchett