Creando Fanfics: Lo que no te mata te hace más fuerte.

Un nuevo día y una nueva entrada. Esta vez he decidido hablar de un estilo de historias que gusta algunos y que enfada a otros, los fanfics.
Para comenzar, les contaré (si es que ya no lo he hecho antes) que cuando comencé a escribir lo hice con este estilo de historias. Veía series o leía otros libros que a veces me dejaban con el espíritu maltrecho (ya saben, cuando se termina algo demasiado bueno y tienes que vivir el luto… antes de seguir con la siguiente) y el corazón vacío, siendo la única manera de llenar este vacío el siguiendo la trama como yo me lo imaginaba.
Y básicamente, eso es lo que es un fanfic. Es una historia basada en algo ya hecho o elaborado por otra persona, con personajes ya creados y con una trama ya establecida, por lo general son libros, películas y/o series de televisión famosos. Con ellos pueden crearse Universos Alternos, que no tienen nada que ver con la historia original o tomar a un personaje y cambiarle cosas de la personalidad que no te gustaron, el fanfic “aguanta” muchas licencias.
Si escribes fanfics eso no te hace un escritor, lo normal es que se trabaje con esta temática como forma de hobbie o desahogo de parte del autor, por lo que existen fanfic muy malos y algunos muy buenos, ya que uno solo se sienta frente al computador o el papel y comienza a escribir como si no hubiese mañana… por lo menos, en un principio.
Como autora de fanfic, creo que esta temática me ayudo. Creo que fue una excelente herramienta para mejorar mi forma de narración y esto se debe a que no tuve que pensar demasiado en los personajes (a no ser que quisiera agregar uno que otro original, pero aún así no es igual que cuando creas algo desde cero) o en la ambientación o en el trasfondo de la historia; me puede concentrar en lo que buscaba narrar y en como hilvanar la historia para que no quedaran cabos sueltos. De hecho, a estas alturas de mi vida como escritora (en la que todavía me considero una novata) tengo mucha confianza en la fluidez de mi narración y en lo interesante de mis tramas, eso no quita que estoy consciente que puedo seguir mejorando a medida que gane más experiencia.
Estoy muy orgullosa de que algunas de esas historias —que escribí en mi adolescencia—, que hasta el día de hoy llaman lectores, aunque alguna de estas tramas les falta una edición muy a conciencia.
Por otro lado, se de personas que no les gusta leer este tipo de temática; en alguna parte leí una critica que decía que había excelentes escritores que se perdían por solo quedarse en este tipo de historias y no hacer nada original. Como opinión personal, creo que si quieres mejorar como escritor no debes quedarte en tu zona de confort, si no que experimentar todo tipo de historia y ver que es lo que te acomoda. Pero también es compresible que haya personas que se tomen esto como una forma de relajarse y que no les interese mucho si mejoran o no; están en todo su derecho.
Como consejo final, si quieres comenzar con este tipo historia, yo te digo ¡hazlo!. Ya que es una buena forma de comenzar y ver si “tienes dedos para el piano” como dicen en mi país.

Pregunta: ¿Te gustan los fanfics? ¿De cuales?
Nos leemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s