Compromiso: lo que debes tener para perseverar en la vida.

Mediante la entrada sobre mi periplo como escritora novata ustedes han visto todos los pasos previos que tuve que seguir para comenzar a escribir mi historia, pero ahora me doy cuenta que no he mencionado una cosa y es de lo que quiero hablarles. Este es el paso más importante ANTES de empezar ha hacer cualquier cosa y tiene que ver tomarse en serio lo del oficio de escritor (y, en realidad se aplica cuando quieres tomarte en serio cualquier tipo de trabajo en realidad), el compromiso.
Cuando uno quiere escribir como forma de desarrollar tu habilidad de escritura y hacerlo tu oficio, o sea, que se transforme en algo más que un hobbie, debes estar por completo convencido de que quieres dedicarle un importante tiempo de tu vida en escribir.
Es más, si es posible, debes dedicarle al menos una hora al día solo al proceso de escribir —que a decir verdad es difícil, porque la vida misma te distrae—, y esa hora al día debe ser en un lugar tranquilo, libre de distracciones y tu familia debe estar informada a lo que te dedicas en esos momentos y por sobre todo tiene que saber que necesitas que te dejen en paz. ¿Difícil? si y mucho, pero con ayuda de tus más cercanos no es del todo imposible.
Para escribir una novela cuando eres un escritor que recién empieza, significa que el escribir es un compromiso contigo mismo, ya que nadie esta esperando que realmente saques una novela (aunque esta aseveración nos resulte un poco descorazonador) y el mercado de los escritores siempre esta sobrepoblado (para que mentir, el ser escritor no es algo que te de siempre para vivir), es algo que tú quieres hacer para sentirte bien contigo mismo o porque te gusta el simple hecho de contar historias o por que quieres que la gente te reconozca como escritor o porque te gustaría ganarte la vida escribiendo; hay muchas razones, el hecho es que tu mismo tienes que obligarte a sentarte frente a la hoja en blanco cuando no tienes nada de ganas de hacerlo, que es lo que pasa bastante seguido y se pone peor cuando tienes uno de esos temidos bloqueos de escritor, después de todo escribir no es un trabajo fácil.
Por otro lado, si eres alguien que ya ha sacado algún libro antes, el compromiso es con tus lectores (al igual que cuando escribes un Blog) que esperan con ansias algo nuevo (más si estas escribiendo alguna saga) y si no lo haces, buscaran a alguien más que llene el vacío, que de esos hay muchos.
Los dos tipos de compromisos son complicados, con el primero puede sentirte sin ninguna obligación de escribir si es que la historia te pone problemas y con el segundo, ya con un libro publicado pueden sentirse con el sentimiento de trabajo cumplido y decidir que hasta allí llega su carrera de escritor, o por otro lado, sentirse encasillado en la temática en la que te fue bien. ¿Como lidiar con ello? No tengo idea, por ahora con la poca experiencia que tengo solo puedo recomendar no dejarse vencer por la comodidad.
Pregunta del día: ¿En que tipo de situaciones te sientes comprometido?
Nos leemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s