Microrrelatos: Historias flash para personas impacientes.

Hace bastante tiempo les hable como había entrado al mundo de los fanfic, ahora les quiero hablar de como trabaje en el otro formato al que le dedique algo de mi tiempo: los microrrelato o microcuentos.

Los microrrelatos son textos cortos que no pasan de las 30 lineas o 200 palabras que resultan ser los más extensos, por ello se les considera que debe utilizar un lenguaje preciso y conciso al narrar. Por esto, a mi parecer, es una excelente forma de practicar el uso de la narrativa fluida y sencilla, que recomiendan muchos autores.

Además, este formato de relato me parece ideal a la hora de sacar la ansiedad de escribir momentáneamente (al menos yo lo uso para eso). A mi me basta solo con pensar en una palabra, idea o imagen y puedo dejar que el lápiz rasgue el papel a la velocidad luz (o que mis dedos bailen sobre el teclado, si prefiero hacer los primeros borradores en digital), además es más fácil tener listo un microrrelato en un par de semanas que una novela, así que con este formato empecé a participar de variados concursos, en los que no gane nada de nada pero participar es lo que cuenta (¡¡aquí voy 100 rechazos!!)

Pero como nada puede ser perfecto, cuando trabajaba en ello, me di cuenta que este tipo de escritos tienes sus contras.

El primero es que no puedes desarrollar una idea muy compleja, la sencillez es la base para estos relatos; por lo que, inspiraciones filosóficas demasiado escabrosas quedan fuera de su área (en realidad depende de la habilidad del autor, he leído algunos textos que me han dejado bastante pensativa).

Segundo, tienes que ser claro, no puedes desarrollar mucha floritura literaria (como alguien me criticó alguna vez); se debe tratar de ser conciso y se esta limitado a desarrollar una idea en el texto en el que te estas enfocando y no pasar de las 200 palabras, aunque eso no quita que puedas hacer un grupo de microrrelatos enfocados en una misma temática, pero aun así el microrrelato debe ser entendible, aún si lo sacas de ese contexto.

Y tercero, como dije en el párrafo anterior, si realmente estas con ansias de escribir, este formato solo te servirá como medida parche; ya que es probable que no te encariñes demasiado con el texto, debido a que este no permite ni personajes ni ideas muy complejas que desarrollar y con las que sentirte identificado, a mi parecer solo es una forma de hacer catarsis literario situacional (aclaro que solo es mi percepción personal, disto mucho de ser un gurú en algo como la escritura).

Dicho todo esto, sigo creyendo que es una buena forma de escritura creativa, ya que con solo tener una pequeña idea del tema dejas fluir tus palabras. Si quieres empezar con algo que sea rápido (porque tampoco es que sea fácil), yo te recomiendo que empieces con esto.

Pregunta del momento: ¿Has tenido diarrea literaria alguna vez? Me refiero a cuando te das cuenta que te pasaste de la cantidad de palabras permitidas y por mucho. Como siempre, no me refiero solo a textos narrativos.

Nos leemos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s