Adaptabilidad: una cualidad a tener en cuenta.

Hablando otro poco de mi misma (que egocentrista me he vuelto desde que comencé con esto), soy de las personas que esta en constante lucha con las rutinas que me auto-impongo. Suelo aburrirme muy rápido de los horarios y del trabajo sistemático, aunque sé que es fundamental a la hora de generar material que más adelante pueda ser publicado y leído con placer. De hecho, hace muy poco deseché una de mis rutina, ya que me dí cuenta que no funcionaba para mi mente tan dispersa.
Y viendo que esta situación se hace repetitiva para mi, comencé a pensar que una de las fortalezas que debe tener un escritor que tenga las mismas dificultades que yo es la Adaptabilidad.
El termino de adaptabilidad, según el diccionario de la Real Academia Española, es la cualidad de ser adaptable. Mientras que, en este mismo diccionario, se encuentra eñ concepto de adaptación tiene que ver con la capacidad de cualquier ser vivo de acomodarse a las exigencias del entorno.
Cuando escribí sobre lo importante que es tener una rutina —en una entrada anterior— mencione que se debe tener el apoyo de tus más cercanos para que esta funcione como es debido, pero a veces esto no es posible. La mayor parte de las veces se debe a situaciones que no podemos controlar, entonces ante estas eventualidades debemos acomodar nuestra rutina para lograr hacer todo aquello que pretendíamos. Podemos modificar nuestro horario, trabajar por lapsus más pequeño, ser eficiente con lo las tareas, darle prioridad a lo más urgente, etc.. son algunos de los cambios a nuestra rutina en los que debemos incurrir para avanzar en lo que nos hemos propuesto.
No solo los escritores deben enfrentarse a las eventualidades, todos los profesionales en mayor o menor medida, deben poder adaptarse para cumplir con sus obligaciones. Es un hecho, que entre nosotros hay personas que llevan mejor esto de los imprevistos que otra, pero no conozco a nadie que se alegre de tropezar con ellos. Aún así, algunos “imprevistos” son realmente previsibles: celebración de familiares, fiestas de trabajo, aniversarios, etc.. para estos recomiendo tener un calendario actualizado con los eventos importantes de familia y trabajo, y llevarlo a mano para tenerlos siempre presentes, así no nos daremos cuenta a último minuto que se debe ir a saludar a un sobrino en la hora donde se supone que deberías estar escribiendo.
Para los demás eventos, lo único que nos queda es menear la cabeza y no perder la el objetivo por solo por un día de desorden en nuestras vidas, que como dicen “después de la tormenta viene la calma”.
Pregunta del día: ¿Cuales son las rutinas que se les hace más difícil seguir?
Nos leemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s