La Escaleta Básica: La brújula que guía al escritor

Volviendo al tema de que es lo que necesitamos los escritores a la hora de crear una historia y rescatando otra entrada de mis antiguos blogs, les comentaré lo que he podido aprender durante todo este tiempo sobre de otra de las partes fundamentales anteriores a escribir: La Escaleta Básica
Cuando comencé a escribir historias largas, una de las cosas que debí aprender a hacer fue el esqueleto de la historia a la que en todas partes llaman: Escaleta, ya que si no lo hacía estaba destinada a perderme en la maraña de la trama y de los personajes que creaba.
Nota: Esta parte de la pre-escritura esta muy ligada a los Esquemas(link aquí)
Solo para que sepan, yo comencé escribiendo fanfics cortos de no más de dos o tres capítulos (avatar, el último maestro aire, Beyblade, Robotech, etc… todas series de animación japonesa) por lo que en un comienzo yo solo tomaba los personajes de estas series y escribía lo que me daba la gana. Cuando quise hacer fanfics con una trama más larga, fue un tormento para mi, nunca podía terminarlos y muchas veces me encontraba que me había alejado mucho de mi objetivo original, por lo que los abandonaba.
Esto último me pasaba porque no tenía un “mapa” que seguir a la hora de escribir y cuando me encontraba con que estaba en un callejón sin salida debido a mi desbocada imaginación (y porque a veces los personajes se me iban de las manos. Cuidado con esto, que sucede más a menudo de lo que uno quiere) ya era muy tarde. Cuando decidí que era suficiente de este tipo de temática para mi y que era hora de pasar a crear cosas propias, necesitaba documentarme más sobre todo el proceso para llegar a poner “FIN” en las novelas que escribía y a la vez hacerlas un poco más interesantes.
Y fue así, que me encontré con varias páginas que te dan orientación sobre el oficio de escritor y en ellos me encontré a la herramienta que todos llamaban Escaleta básica; un término sacado de los guiones de cine y que da una pequeña directriz al crear cosas de larga duración (películas, series de televisión, obras de teatro y, por supuesto, novelas).
Esta técnica te ayuda a bosquejar de forma rápida la trama principal de la historia (teniendo en cuenta que se recomienda tener ya creados a los personajes principales) y te da pistas acerca de que información debes conseguir para que tu historia sea más realista, además de que te da tiempo de buscar los escenarios más adecuados donde deben ambientarse los sucesos y los objetos clave que debes describir. También te darán pistas de los personajes secundarios que serán una añadido importante a la hora de hacer avanzar la trama.
En resumen, es un especie de mapa de todas las tramas que pueden haber en tu historia, que te indicará que hacen tus personajes protagonistas, cual es la información que necesitas para complementar, cuales son los paisajes que deberás ambientar y cuales serán los objetos y personajes secundarios claves para que la historia siga, y por ende, a lo que hay que ponerles mayor atención y crearlos con mayor detalle.
Por lo tanto, es un recursos muy valioso y útil, el cual puedes crear de forma más o menos detallada, dependiendo de tu forma de trabajo. Para ejemplificar, aquí algunas formas que encontré en otros blogs:
Ejemplo 1: La más compleja
Encabezado:
1. Número de escena.
2. Int o Ext: Hace referencia al tipo de espacio en el que se desarrolla la acción. Interior (Int) para espacios cerrados y exterior (Ext) para espacios abiertos.
3. Espacio en el que se desenvuelve la acción, por ejemplo: Habitación, centro comercial, etc. 4. Tiempo en el día: generalmente se limita a determinar si se desarrolla en el día o en la noche. También puedes agregar la fecha
Descripción de la acción: Esta breve descripción de la escena no debe ser superior a una línea y debe proporcionar la idea central de la escena.

Ejemplo 2: La intermedia

Encabezado
N° de Escena – Fecha – Lugar
Personajes: ¿Quienes intervienen?
Objetivos: (se define qué objetivo tiene esta escena dentro de la historia)
Escena: Descripción de lo que sucede

Ejemplo 3: La más simple

Encabezado
N° de Escena
Personajes:¿Quienes?
Escena: ¿Que sucede?

Otra Nota: Yo en general, prefiero la más simple, pero depende de la complejidad de la historia en la que estoy trabajando, es normal que a veces cambie un poco mi método de trabajo.
Y esto es lo que puedo aportarles por hoy, la próxima vez les contaré otra de mis experiencias de aprendizaje en el camino de convertirme en escritora.
Ahora la pregunta del momento ¿Habían escuchado sobre las escaleta? ¿De donde? ¿Cual tipo prefieren?
Nos leemos.

¡Mi reino por un buen esquema!

NOTA: Primero disculparme por no haber realizado entradas ni el lunes ni el miércoles, la verdad es que viajé y como no estoy tan acostumbrada a llevar un blog, pues calculé mal las publicaciones… y las distracciones del viaje. Bueno, mejor entremos a lo que nos ocupa.
Volviendo al tema de “lo que necesitamos los escritores”, en entradas anteriores hemos hablado de las ideas y de los personajes, describiendo su importancia en una historia. Hoy toca comentar un poco sobre el esquema de una historia que son las lineas generales de un escrito y que hacen que tengamos en “cintura” una historia.
Como dije antes, el esquema es el desarrollo de una historia contada de manera simple; no es la historia propiamente tal, si no más bien el entramado o esqueleto, que puede ir cambiando a medida que avanzamos en el primer borrador de nuestra novela. La importancia del esquema es que te da limites para escribir, es un resumen de las tres partes más importantes de una novela (inicio, nudo y desenlace) y te deja entrever cual es el mejor tipo de narrador para la historia que estas contando.

Estructura Narrativa.jpg

Imagen Extraída de http://texxxto.blogspot.cl

Hay diferentes tipos de esquemas, desde aquellos muy detallados donde te describen todo, que es casi un borrador, y otros que no son más que meras notas adheridas a alguna pizarra, creando una especie de mapa metal de los personajes y su interacción en la historia. El problema del primero es que al requerir tantos detalles te demoras mucho en confeccionarlo —casi tanto como la novela en si—, y te coarta bastante la improvisación a medida que vas escribiendo; el segundo, es muy rápido y te permite escribir casi de inmediato el problema es que al ser tan simple, podemos encontrarnos que no poseemos la información necesaria para desarrollar la idea y quedarnos estancados más de una vez a lo largo de la escritura, ya que tampoco es tan bueno dejar todo a la improvisación.
Mi recomendación personal, es que ocupen algo intermedio, un esquema que de cierto margen a la improvisación pero lo suficientemente completo como para que no les falte material de referencia para alguna situación importante. Tienen que analizar cual es su mejor forma de trabajo, si con “sinopsis”, “lluvia de ideas”, “mapas mentales”, “escaletas básicas” o todas las anteriores.
En lo personal, yo utilizo todo. Pruebo con las más técnicas más simples, si no quedo conforme pruebo con técnicas de mayor complejidad hasta que encuentro la ideal. Tal vez se pierda mucho tiempo, pero también tiene como ventaja que le estas dando vueltas a la idea en tu cabeza mil veces y lo ves con diferentes ángulos, al final te decantas por algo que esta más que digerido.
Pero como dije esto es solo una recomendación, pues cada uno debe confeccionar los esquemas que más les facilite la tarea de escribir, porque si eres una de esas personas que les resulta más fácil avanzar con el impulso inicial el hacer un esquema muy detallado puede resultar agobiante y si por otro lado, eres de las personas que no te gusta avanzar a ciegas, el hacer notas simples solo te dejaría un sentimiento de inseguridad demasiado patente.
Si no sabes que tipo de escritor eres, es mejor que pruebes con varios formatos y decidas el que te de mejor resultado.

Pregunta del momento: ¿Has probado técnicas de planificación narrativa? ¿Cuales? ¿Como te han funcionado?
Nos leemos.