Mundos Literarios: Tipos y Géneros

Hemos hablado varias cosas del genero de fantasía, pero no hemos profundizado en el tema de los mundos literarios, los cuales pueden ser una característica importante de diferentes géneros literarios.

Estos se dividen los siguientes:

1. Cotidiano: Es el mundo representado de forma normal y corriente, en un tiempo y época determinada. Es bien representado por la novela histórica.
2. Fantástico onírico: Asociado al sueño, es un quiebre de lo que conocemos como realidad. Sus mejores representante son la literatura de terror, gótico y misterio.
3. Mítico: Tiene relación con dioses, héroes y acontecimientos sobrenaturales. Es un mundo diferente, con leyes propias. Sus representantes son los cuentos de hadas y leyendas.
4. Real: Mundo tal cual es. Refleja de forma objetiva los rasgos distintivos de la época. Esto se ve mucho en la literatura costumbrista y naturalista.
5. Fantástico: El mundo cotidiano que se rompe por algo sobrenatural. Esto puede resolverse de forma lógica o no. Lo que se refleja muy bien en la literatura de terror.
6. Ciencia ficción: Es un anticipo de lo que será la sociedad en el futuro debido a los avances científicos. Como su nombre lo dice, su mejor representante es la literatura de ciencia ficción.
7. Utópico: Lugar inexistentes y perfecto, pero que puede ser posible. Una de los libros más representativo es “Utopía” de Sir Thomas More.
8. Maravilloso: Mundo fuera de las leyes lógicas de nuestra realidad. Esto se da mucho en el folclore y en los libros de fantasía.
9. Real Maravilloso: Es una realidad objetiva, como en los mundos cotidianos o real, pero con un submundo maravilloso. Es una de las característica de la literatura de realidad mágica como “Rayuela” de Julio Cortazar.
10. Legendario: Hechos históricos con raíz popular o folclórica. Esto es representado por las leyendas.
11. Absurdos: Estos mundos no poseen lógica.

Como ven, hay mundos que pueden ser usados en varios tipos de géneros. También existen géneros que pueden elegir un tipo de mundo por sobre otro. Pero siempre hay que recordar que la importancia de los mundos es para tener un contexto en la historia y no para encasillar la historia en una u otra.

Hay que tenerlo presente también a la hora de crear los personajes, ya que estos forman su personalidad según el ambiente en los que viven. Y el ambiente en el que viven lo da el mundo que hemos elaborado.

Por ejemplo: Una mujer de carácter fuerte, se las ve difícil en un mundo machista donde las mujeres no son mejores a muebles de la casa.

Pregunta de esta entrada: ¿Que tipo de mundos son sus preferido?
Mis favoritos son el mítico, el ciencia ficción y el maravilloso.

Nos leemos.

Fantasía: Magia, un ingrediente obligatorio

Siguiendo el tema de la fantasia, creo que una de las cualidades más característica de este genero es la magia y es de lo que escribiré en esta entrada.

Leas el tipo de fantasía que leas, en todas ellas encontraras algún componente mágico muy arraigado en la narración. Puede que este representado mediante hechizos o razas que tiene una especial afinidad con lo mágico, también puede ser representado en sitios misteriosos u objetos que albergan un gran poder.

¿Pero a que llamamos magia? En el concepto puro de la palabras nos encontramos con que la “magia” es aquello que puede lograr tergiversar las leyes de la realidad o lograr hacer algo que esta contrario a las leyes de la física, un ejemplo de ello podría ser el levitar.

En la cotideaneidad —me refiero al contexto fuera de lo literario—, también nos referimos como magia a aquellos trucos e ilusiones que hacen los magos en sus actuaciones y nosotros no podemos explicar el como lo hacen (me gustan los magos y la verdad prefiero no enterarme de como hacen sus trucos), pero en ambas definiciones tenemos un componente de maravilla. Los que vemos o imaginamos de la magia siempre es algo deslumbrante y siempre esperamos verlos llenos de expectativa.

El uso de la magia dentro de la literatura fantástica suele variar dependiendo de la narración. Es así como nos encontramos con que la magia puede ser parte del día a día de los protagonistas y personajes que pueblan la historia (Harry Potter) o puede ser visto como algo normal pero no común (El señor de los anillos) o como un rumor, algo extraño con el que el protagonista se encontrará algún día (Añoranzas y Pesares, El Legado).

Pero es un rasgo común en todas estas historias, que nos encontremos con el hecho de que la magia o el “hechicero”, “brujo”, “mago”, a como quieran llamarlo resulta ser un componente auxiliar para el protagonista, ya siendo como guia, acompañante o antagonista. Sin la presencia de la magia o de aquel que la manipula la historia hubiese quedado estancada nada más al principio.

Los ejemplos son claros: En Harry Potter la trama no comienza hasta que el chico descubre que es un mago; en el Señor de los Anillos lo importante no empieza hasta que aparece Gandalf y en la saga de Añoranzas y Pesares, el protagonista comienza su evolución cuando se convierte en el aprendiz del “mago” del palacio. Y así podríamos seguir enumerando las historias donde la magia suele ser un desencadenante de la evolución de la trama o de los personajes.

Por esto, la magia resulta ser una cualidad o características de la fantasía (aunque no solo se ve en este genero)que no puede faltar y en la cual debemos pensar a conciencia para realizar una de estas historias, porque si no existiera esta característica habría algunas historias que tendrían mejor cabida en otros géneros.

 

La pregunta del día: ¿Cuál fue su primer encuentro con la magia? ¿Un libro, una serie, una actuación…?

Nos leemos

Fantasía: Como determiné el género de mi libro

Volví a fallar… el jueves se me olvido postear esta entrada. Pero como ya deben estar cansados de mis excusa, solo me queda decir lo siento y buscar un método en que no se me olviden estas cosas. En fin, ahora pasemos al tema de hoy.

Como todos saben, estoy escribiendo un libro.

¿Como no lo van a saber si cada dos por tres se los recuerdo?

Pero hasta el momento no les he hablado sobre de que tipo de temática es (no quiere decir que les haré spoilers ni nada de eso), porque hasta este momento creía que era mejor dejarlo en la incógnita, pero creo que es el momento de hablar un poco a lo que estoy dedicando mi tiempo.

Desde que comencé a elaborar las primeras versiones de la historia, asumí que sería del genero fantástico, como se menciona en el titulo de esta entrada, y me quede con esa idea hasta hace poco.

fantasia 1.jpg

Pero un día de esos alguien me preguntó: ¿Cómo determinas que es ese el genero de tu historia?

Yo trate de darle una explicación clara a esa persona, pero a medida que hablaba se me enredaban las palabras y términos, con lo que me dí cuenta que en realidad no había investigado mucho antes de definir que mi historia sería del genero fantástico.

Así que me puse a investigar, para asegurarme que estuviera bien encaminada.

Leí algunos artículos y libros que hablan de ello en Internet (Bendito seas, Google-sensei), pero resultó que el genero fantástico en su primera definición, engloba desde el terror hasta la ciencia ficción. Entonces ¿Que me decía que mi historia no pertenecía a alguna de esas otras dos categorías?

Tuve que entrar a chequear.

La definición del genero de terror, implica la aparición de elementos fuera de la cotidianeidad, sobre todo mágicos o mitológicos, que producen en la mayoría de los lectores sensaciones negativas extremas (como miedo, angustia, ansiedad, entre otros). Tomando estos elementos descarté que fuera de esta temática, ya que aunque tiene elementos mágicos y “tal vez” pueda generar sentimientos negativos, estos no son del tipo extremo (además descubrí que me cuesta mucho mantener la tensión por mucho tiempo, lo que es imprescindible para las historias de terror).

Con respecto al genero de la ciencia ficción, estas historias tienen elementos fuera de lo común, pero no implican que estos sean mágicos ya que todo estos elementos deben tener una explicación que tenga algún asidero científico con lo que se conoce en la actualidad. De aquí salen historias post-apocalípticas, distopías y demases. Un ejemplo claro de ello, son los libros de Julio Verne los que se catalogan como ciencia ficción en la actualidad, esto se debe en mayor medida a que en sus tiempos no existían ninguna de las tecnologías que describe en sus libros más famosos, pero Verne estuvo muy informado de los avances de la tecnologia de su tiempo y con ello llego a visualizar lo que se vendría en un futuro no muy lejano.

Esta definición me complicó un poco, ya que una parte importante del día a día del mundo que estaba creando tenía relación con el conocimiento científico. Pero me dí cuenta que tampoco entraba en esa categoría, ya que el conocimiento no “veía” hacia el futuro, si no que estaba recién desarrollándose.

fantasia 2

El mago de Oz: Una de las películas de fantasía más conocida

Con el terror y la ciencia ficción descartadas, me quedaba corroborar si tenía la mayor parte de las características con las que cuenta la fantasía pura:

1. Tiene elementos sobrenaturales: Si, los tiene. Uno de los trasfondos de la historia es que tiene razas con habilidades de manipular su forma y algunas leyes de la naturaleza a las que estamos acostumbrados.
2. Es narrativa: Lo es, de eso no tengo duda.
3. Tiene características de extraño, maravilloso y fantástico: Extraño y fantástico, los tiene debido a las leyes de este mundo. Pero no se si será tan maravilloso.
4. Es un mundo “frontera”, “alternativo” o “paralelo”: Es un mundo paralelo, que según la definición tiene características similares a esta realidad, pero existen diferencias que son importantes para la historia.

Al menos cuatro de los rasgos más importante de la fantasía están presente en mi futuro libro, con ello puedo defender mi postura de ponerla en esa temática con razones de peso y sin tanta duda.

Pregunta: ¿Se habían preguntado que hace al genero fantástico algo tan “fantástico”? ¡Qué trabalenguas!

Nos leemos